Piatra Neamt

Piatra Neamt es un municipio del este de Rumanía que cuenta con una población de poco más de 100 mil habitantes.

Es la capital del distrito de Neamț, en la región histórica de Moldavia. La ciudad, por su belleza y la posición que ocupa en el distrito del mismo nombre, es comúnmente llamada Perla Moldovei (la perla de Moldavia).

Los centros de Ciritei, Doamna y Văleni también forman parte del área administrativa de Piatra Neamț. La ciudad está ubicada a unos 350 kilómetros al norte de la capital Bucarest, a lo largo del valle atravesado por el río Bistrița y en el borde de los Cárpatos orientales; tiene a su alrededor unos relieves de altura variable entre quinientos y novecientos metros.

El nombre Piatra en rumano significa piedra o roca y las palabras piedra o roca siempre han formado parte del topónimo que identifica a la ciudad. Neamț significa "alemán" y, por lo tanto, en última instancia, el nombre actual significa "piedra alemana".

Índice

    Qué ver en Piatra Neamț

    El museo de la cultura Cucuteni

    De lejos, el museo más bonito de la ciudad. Se distribuye en tres plantas y ofrece una rica muestra de hallazgos relacionados con la llamada cultura Cucuteni, un asentamiento neolítico caracterizado por un refinado arte cerámico que ocupó el área alrededor de la ciudad entre aproximadamente 6000 y 3000 aC.

    En la planta baja se pueden admirar jarrones y otros recipientes de asombrosa simetría. Arriba, en cambio, son sin duda dignas de ver las esculturas, que se caracterizan por una representación explícita de la sexualidad.

    El complejo de ruinas de Ştefan cel Mare

    Estamos en un conjunto residencial de rango principesco que en su día incluía todos los edificios que dan a la plaza. Debajo del Liceo Petru Rareş hay una exposición dedicada a él que alinea artefactos que van desde armas hasta cerámica.

    El museo histórico-arqueológico

    Este museo documenta la historia local desde la Edad de Piedra hasta los príncipes moldavos y más allá. Los objetos expuestos son muy completos y bien dispuestos. Un pequeño resumen de las leyendas.

    La iglesia de San Juan Bautista

    La iglesia de San Giovanni data de 1498 y originalmente formaba parte del complejo de la corte principesca de Ștefan cel Mare. El interior es muy impresionante pero un poco sombreado. En el exterior el conjunto monumental se caracteriza por la presencia de un campanario, pero también de una torre de vigilancia, de 19 metros de altura. Puedes subirte y disfrutar de una bonita vista de la ciudad.

    La sinagoga Bal Shem Tov

    Situada al norte de la corte del príncipe, esta modesta y sencilla sinagoga de madera fue construida en 1766 sobre los cimientos de un templo anterior de 1490. El interior es pequeño e íntimo y alberga pinturas y frescos. Si quieres visitarlo, harías bien en avisar primero, porque no siempre está abierto al público.

    El Museo de Historia Natural

    Colección bastante básica de flora y fauna local. Subtítulos y comentarios en su mayoría en rumano.

    El chalé Dochia

    En la montaña Ceahlău, el chalet Dochia se encuentra en el cruce de muchos caminos y ofrece una vista encantadora. Situado en la cima del macizo de Ceahlău, entre los picos de Lespezi (1805 m) y Bîtca Gheodon (1845 m), el chalet, a una altitud de 1750 m, tiene una posición dominante y ofrece una visibilidad total hacia el este, sureste y sur. Es el principal refugio de las Montañas Ceahlau y es uno de los pocos alojamientos de altura del país.

    Es sin duda la parada favorita de todo turista amante del esquí y la montaña: una vez en lo alto de la cumbre, desde este refugio se puede disfrutar de la magnificencia de la naturaleza vista desde arriba, del aire puro y de unas vistas que llegan al corazón.

    La vía ferrata Astragalus

    Se desarrolla en medio de un paraje natural absolutamente espectacular. Imprescindible para los adictos a la adrenalina. Es la vía ferrata más larga de Rumanía, situada en una reserva natural única en Europa.

    Los monasterios

    Situados en un entorno natural sobrecogedor, los monasterios del barrio de Piatra Neamt son auténticos monumentos de interés nacional.

    Absolutamente valioso tanto desde el punto de vista arquitectónico como artístico, dada la gran cantidad de objetos de arte religioso que albergan (iconos, manuscritos, telas y mucho más).

    Cómo llegar a Piatra Neamț

    Desde Bucarest puedes llegar a Piatra Neamț con dos trenes directos al día y con un tren de velociddad (Accelerat) desde la ciudad de Iasi.

    En coche desde Bucarest se tarda unas cuatro o cinco horas. También disponibles tres autobuses al día desde Cluj-Napoca. Uno es un minibús que sale a las nueve de la mañana. El viaje dura unas 5/6 horas. Dentro de la ciudad propiamente dicha puedes moverte gracias a minibuses realmente económicos, a los que los lugareños llaman nostálgicamente “los autobuses de Roznov”. Cuestan 2,5 lei y el precio es fijo, tanto si cruzas la calle como si cruzas la ciudad. Un viaje de 5 minutos desde las afueras hasta el centro de la ciudad cuesta alrededor de 7/8 lei, esto es en taxi.

    Subir