Bistra

Bistra (Bistrau en alemán, Bisztra en húngaro) es una ciudad de Rumanía con cerca de 5.000 habitantes; está ubicado en el distrito administrativo de Alba, en la encantadora región histórica de Transilvania.

El origen del nombre es eslavo y significa "aguas rápidas y claras". Históricamente, el nombre está consta por primera vez en un documento que data de 1437.

Bistra está formado por un grupo de 35 pueblos. Algunos de los más importantes son:

Aronești, Bălești, Bălești-Cătun, Bârlești, Bistra, Cheleteni, Ciuldești, Crețești, Dâmbureni, Dealu Muntelui, Durăști, Gănești, Gârde, Hodișești, Hudricești, Lipaiaști, Largăști, LunăhșilasMişilă, Poiana, Poiu, Rătitiș, Runcuri, Sălăgești, Ștefanca, Țărănești, Tolăcești, Tomnatec, Trișorești, Vârși-Rontu, Vârșii Mari, Vârșii Mici.

Índice

    Qué ver en Bistra

    En el interior de Rumanía, el municipio de Bistra ofrece varias oportunidades para visitar varios monumentos históricos y asentamientos étnicos ubicados tanto en su propio territorio como en las inmediaciones, pero quizás lo que más merece es el campo, exuberante y esencialmente incontaminado durante siglos.

    Los hermosos molinos de agua que, dispersos, todavía salpican el paisaje son absolutamente dignos de ver. Una vez en la región había muchos más, había decenas, pero hoy quedan muy pocos: tres molinos y unos cuantos aserraderos. Incluso hace cinco décadas había más de cincuenta.

    La iglesia del Nacimiento de la Virgen

    Es una de las iglesias más grandes que se encuentran en la región de las montañas Apuseni. El templo fue construido sobre los cimientos preexistentes de otra iglesia, que se había derrumbado debido a la edad.

    Hasta 1948 perteneció a los Uniates (confesión de rito católico oriental), después de lo cual pasó a la Iglesia Ortodoxa. Su campana es particular: está fundida en aleación de plata y tiene un sonido muy peculiar, que se puede escuchar hasta una distancia considerable de veinte kilómetros.

    El monumento al obispo Peter Paul Aron

    Peter Paul Aron (1709-1764) fue obispo de Blajului. Fundó el primer seminario y liceo de la zona, la primera imprenta y un gran número de escuelas rurales. El monumento dedicado a él se encuentra en el centro de Bistra, justo al lado del ayuntamiento.

    El busto y la placa conmemorativa en honor a Nicodemo Ganea

    Nicodemo Ganea (1878-1949) fue compositor musical y director del coro "Carmen" de Bucarest y de la Sociedad Académica "Petru Maior" de la Universidad de Budapest. Es autor de numerosas composiciones patrióticas y del volumen de poemas "De mi pobre jardín".

    El museo etnográfico local

    Este es otro destino que realmente vale la pena visitar. Se encuentra en el centro del pueblo y tiene la forma completamente inesperada de un grupo de casas antiguas venerables y sugerentes. Quien tomó la iniciativa de convertirlo en un museo etnográfico es el padre Bora Vasile.

    Dado que se trata de antiguas casas históricas, el museo no es como cabría esperar, es decir, un gran edificio único, sino un conjunto de casas y este conjunto de viviendas contiene cosas realmente preciosas, desde el punto de vista histórico-etnográfico

    El museo etnográfico de Bistra recoge una herencia preciosa, constituida por los testimonios de la vida material de los habitantes de la región.

    El museo etnográfico de Bistra recoge una herencia preciosa, constituida por los testimonios de la vida material de los habitantes de la región.

    En su interior se pueden admirar muchos artefactos de la cultura popular de la zona, por ejemplo varios tejidos elaborados por las mujeres de Bistra. Pero lo más curioso y singular que podrás admirar allí es un gran y característico cuerno musical (se llama tulnic en rumano) de casi dos metros de largo.

    El paisaje es el auténtico protagonista

    Desde Bistra hay numerosos senderos turísticos y caminos forestales que conducen al Pico Bolomireasa (1632m), que ofrece una magnífica vista de pájaro de toda la región.

    Desde Bistra también se puede llegar al Monte Mare (1826 m.), cruzando el valle del Deva y subiendo luego a la cima del Prislop (1.729 m.).

    La reserva botánica "Molhaşurile Căpăţânii"

    Siguiendo el valle de Bistrian y a lo largo de un camino forestal, es posible llegar a la reserva botánica “Molhaşurile Căpăţânii”. El camino cruza la llamada Stella ("Steaua"), que marca la línea divisoria de aguas entre las cuencas de Arieş y Someş Rece. La reserva está ubicada en una meseta boscosa, a unos 1.600 metros de altura, entre los picos de Căpăţâna y Bolomireasa. El área, que alberga especies arbóreas muy raras, está protegida desde 1969: está prohibida cualquier actividad agrícola, industrial o de construcción.

    Turismo espeleológico

    En la zona también se puede practicar turismo espeleológico con mucha diversión. Se puede practicar en algunas zonas muy ricas en fenómenos kársticos: por ejemplo la cueva de Huda, a dos horas de camino desde el centro del pueblo de Salciua, a 36 kilómetros de Bistra.

    Se desarrolla en piedra caliza durante casi dos kilómetros, siguiendo el curso subterráneo del Valea Morilor, con lagos y cascadas, amplias salas y espectaculares gargantas.

    Cómo llegar a Bistra

    Si te apetece subirte al coche, debes tener en cuenta que Bistra se encuentra en la Rumanía profunda. Eso sí, ¡los paisajes son impresionantes!.

    Subir