Turismo rural

Hay dos elementos esenciales que han determinado el desarrollo del turismo rural en Rumanía: el pueblo y la naturaleza.

Si no hay dudas sobre la naturaleza, el concepto de pueblo quizás debería explicarse a aquellos que, viviendo en la ciudad toda su vida, conocen el pueblo solo a través de películas o libros.

Los pueblos rumanos aún conservan todas las tradiciones de siglos pasados. Unas vacaciones en una granja rumana se asemejan para muchos a un viaje en el tiempo: otros sabores, otros colores, otras dimensiones del tiempo.

El campesino rumano despierta al canto del gallo y conserva ese ingenio y sabiduría que se han perdido en occidente desde hace medio siglo. El pueblo por tanto significa tradiciones, costumbres ancestrales transmitidas de generación en generación, fiestas y celebraciones, buena comida y buen vino.

Índice

    La oferta de turismo rural en Rumanía está muy desarrollada

    Bran

    Cuando alguien habla de Bran, el pensamiento automáticamente nos lleva al castillo apodado el Castillo de Drácula erigido en las inmediaciones del pueblo. Inmerso en un paisaje impresionante, a pocos kilómetros de Brasov y a poco más de 150 m de Bucarest, los pueblos de Bran, Moeciu de Sus y Moeciu de Jos, Pestera, Simea y Fundata ofrecen hospitalidad a turistas de toda Europa.

    Empezando con Marginimea Sibiulu y iluego pasando por Salistea, Sibiel (donde se encuentra el museo de iconos sobre vidrio más grande del mundo), Dilisca, Rod, Jina, Poiana Sibiului y Rasinari (donde nacieron grandes personalidades de la cultura rumana y mundial, entre ellos Emil Cioran).

    Toda la región parece una postal cuyos elementos: el paisaje, el traje tradicional, la gente quedan grabados en tu mente.

    Un viaje a Valea Ariesului (en el distrito de Alba) en Al sur de las montañas Apuseni te ayuda a penetrar en uno de los condados más interesantes: Tara Motilor.

    Un recorrido que te lleva a conocer la historia de esta tierra y de este pueblo (iglesias de madera, granjas tradicionales, monumentos que recuerdan los momentos cruciales de la historia), pero a su vez también un viaje bajo el signo de la naturaleza ya que se trata de una de las regiones más interesantes de Rumanía desde el punto de vista de los fenómenos kársticos: el Glaciar Scarisoara, la Cueva de Ionete, las Gargantas de Ordancusii, el desfiladero del río Aries.

    Maramurés

    A lo largo de los valles creados por los ríos que pasan por la región de Maramures, Mara, Iza, Vaser o Cosau se han desarrollado, al abrigo de las montañas que los rodean, pueblos que te invitan a visitarlos.

    Encontrarás muchas opciones porque cada uno de ellos tiene algo que contar: comenzando con Pueblo Surdesti con la iglesia enteramente de madera más grande del mundo, Bardana donde se encuentra uno de los conjuntos monásticos más interesantes también construido en madera, Ieud, Bogdan Voda, Rogoz, Rozavlea, Sapanta...

    Bucovina es ahora el sinónimo de las iglesias con frescos en el exterior, conocido en todo el mundo.

    Al llegar cerca de estas iglesias donde el silencio sólo se ve interrumpido por el sonido de las campanas, de manera que es difícil no detenerse en alguno de los numerosos agroturismos de la zona.

    Aquí los agricultores han podido aprovechar al máximo la belleza del paisaje y la naturaleza. Vama, Vatra Moldovitei, Marginea, Solca, Putna son solo una parte de los pueblos donde unas vacaciones significan una inmersión total en la naturaleza y la cultura.

    Harghita

    Escondido en las montañas, Harghita es la región más fría de Rumanía pero que sorprende a los turistas con la calidez del alma de la gente. A orillas del lago homónimo, Zetea o al pie de las montañas Hasmas cerca de Lago Sfanta Ana (Sant'Anna) - el único lago de origen volcánico en Rumanía - o en la zona de Izvoru Muresului puedes pasar unas vacaciones descubriendo un mundo arcaico que sabe abrir la puerta a lo nuevo.

    Otras zonas donde el clásico hotel puede sustituirse sin remordimientos por la hospitalidad rural son: - la zona de Piatra Neamt donde están lo monasterios Neamt, Varatec, Agapiapor (por citar sólo los más conocidos)

    El Delta del Danubio

    Una región donde el tiempo y el espacio pierden su importancia.

    • La zona de Arges, con sus particulares pueblos de montaña.
    • El norte de Oltenia, donde encontramos otros ejemplos de espiritualidad cristiana ortodoxa materializados a través de los monasterios de la zona tipo Hurez (patrimonio de la Unesco), Dintr'un lemn (cuya antigua iglesia fue construida, como también dice el nombre de la madera de un solo árbol).

    Consejos para hacer turismo rural en Rumanía

    Llegar a los pueblos con alojamiento turístico es fácil: una flor estilizada se dibuja en las señales de tráfico cerca del nombre del lugar.

    Todas las pensiones de agroturismo se clasifican, como los hoteles, de acuerdo con las leyes vigentes de uno a cinco clubes; cada uno tiene un letrero con el nombre y el ranking (el número de flores, equivalente a las estrellas de los hoteles).

    Generalmente todo lo que se consume desde la leche hasta el vino desde el queso hasta la carne es de producción propia.

    En muchos lugares hay puntos de información turística donde los visitantes pueden obtener información sobre alojamiento rural y sobre cosas para ver.

    Para obtener información adicional, visite el sitio web de la Asociación Nacional de Turismo Rural y Ecológico (www.antrec.ro).

    Subir